Amor Perfectamente Imperfecto

Nos casamos hace casi 14 años, y solo recuerdo dos consejos de ese día, mas bien un consejo y una advertencia:

El Consejo: Que se casen, no significa que dejan de ser novios

La Amenaza: Si planchas en esto, te… (imagínense el resto) 

No les voy a contar quien dijo que, pero si les voy a contar que si olvide que seguíamos siendo novios, y que también planche. Si buscan por ahí en el resto del blog, podrán saber un poco mas de como hemos cometido casi todos los errores que un matrimonio o pareja joven puede cometer, y sin embargo seguimos aquí, juntos.

IMG_2235

No pasa un día, en el que no piense en esas dos cosas, y no en el sentido de “Ok, hoy va a ser el día en el que lograre cumplirlas” si no mas bien en el sentido de – Rayos – y sin embargo seguimos aquí, juntos.

Yo siempre tengo la razón, o al menos eso creo y cuando creo que tengo la razón y encuentro el mas mínimo argumento para sostener, probar y defender mi punto, lo uso hasta que la conversación termine conmigo ganando, debo agregar ademas que me gusta mucho ganar; así que se imaginaran que no debe ser fácil tratar con una sabelotodo como yo. Me cuesta decir: – Perdón, me equivoque – no porque no sea cierto, si no porque (y no en todos los casos) eso implica que perdí, y como dije… Sigamos, pretendo recibir la critica de manera positiva y hago los ajustes necesarios acorde a ello, pero por dentro tengo un volcán de frustración y enojo por haberme equivocado o no haber hecho bien lo que debí hacer, probablemente porque se siente como perder; Odio lavar platos, prefiero mil veces dormir hasta las 10am los domingos que levantarme a hacer limpieza general, puedo ser la persona mas paciente en todo el mundo, y también puedo buscar una sola oración para acabar con una discusión, aunque eso a veces implique herir a la otra persona. Procrastino, a veces consciente de ello y casi a propósito, y me cuesta delegar porque odio que las cosas no salgan como están en mi mente.

¿Porque les cuento todo esto? Bien, porque para que el amor sea perfecto, las personas involucradas deben ser perfectas, y justo acabo de presentar evidencia que prueba que estoy a años luz de ser perfecta; Ahora Luis, bien, no les voy a hablar de sus imperfecciones, porque la verdad es que: “El problema no eres tu, Soy yo” y esa frase mis pequeños padawans, es el primer paso para lograr un amor perfectamente imperfecto.

Los cuentos de hadas no existen, mas bien el amor perfecto de los cuentos de hadas no existe, pero eso no significa que no existan las historias de amor y una buena historia tiene todo: peleas, frustraciones, pasión, triunfos, risas, lagrimas, ganes, silencios; tiene todas las imperfecciones necesarias para que al terminar de ver esa historia te des cuenta que podrías escribir un libro y hacer un trato multimillonario para una película a lo Nora Ephron, y para eso debemos reconocer y Aceptar (mayúscula a propósito) nuestras imperfecciones y las de nuestra pareja, por supuesto también debes reconocer las cosas buenas, porque si solo te enfocas en las no tan buenas, vas a acabar en modo frustración y no queremos eso; Imagina que estas en una entrevista y te piden 5 cosas buenas y 5 malas sobre ti, ya te ha pasado seguramente, nos cuestan las buenas porque no queremos parecer engreídos y buscamos las malas con mejor potencial para lucir nuestras oportunidades de mejora, quieren un ejemplo: “Soy demasiado perfeccionista” pero saben que? reconoce tus fortalezas y úsalas, porque son las herramientas con las que vas a enfrentar esas “oportunidades de mejora“. Tengo la razón porque investigo antes de entrar en una discusión, no me gusta perder porque se que otras personas dependen de que yo gane, me cuesta pedir perdón porque me cuesta admitir, no solo que perdí, si no que herí a la otra persona y eso probablemente me dolió mas a mi, odio delegar porque me gusta ver la cara de las personas cuando están satisfechas por un buen trabajo y por personas me refiero a mi familia y por trabajo me refiero a comidas, disfraces, etc. Puedo ser implacable con mis argumentos porque seguramente estoy defendiendo a mi familia, prefiero dormir los domingos porque es el único día en que mis hijos pueden ir a tirarse encima de mi con sus tentáculos y apapacharme sin prisa, odio lavar platos porque… bien, esa no cuenta, solo lo odio; el punto es que el amor necesita de ambos lados para sobrevivir, el bueno y el no tan bueno y es ese momento, el momento en el que aceptamos que a veces vamos a planchar y que quisiéramos ser novios para poder simplemente cortar y buscarnos al día siguiente para volver, ese momento es el que le da valor a todo lo demás, como lo se? Porque a pesar de todo, Luis y yo, seguimos aquí, juntos.

No busquen un amor perfecto, no existe por mucho que Instagram diga lo contrario; busquen un amor del que puedan aprender y al que puedan enseñar, busquen un amor que puedan perfeccionar a través de sus imperfecciones.

¡Feliz Día de San Valentín!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s