Una Cita

cita

Tuve una cita recientemente, fue muy simpática, después de muchos años sin una primera cita volví a tener una y sentí de nuevo esas mariposas en el estómago de cuando uno no sabe cómo empezar la conversación, mis manos sudaban y me pase el día contándole a todos en mi trabajo que esa noche tendría una cita, no cualquier cita, una cita con el hombre de mis sueños… Mi hijo.

Ese día nos dividimos, Padre e Hija y Madre e Hijo por separado (Esa cita será otra historia) Me prepare, hice una reservación a su nombre en el restaurante, retoque mi maquillaje, me asegure de saber lo que le gustaría comer y espere todo el día, con todos los nervios del mundo, el momento en que podría entrar de la mano con él al restaurante, finalmente apareció mi caballerito, impecable y con una flor que el mismo escogió, mi flor favorita de hecho, una gerbera. Llegamos al lugar, fuimos a ver el buffet y nos sentamos para ordenar, fue una velada extraordinaria, se portó como todo un caballero, saludaba amablemente y decía gracias y por favor, incluso pago la cuenta (con mi tarjeta claro…) Sin embargo, el propósito de nuestra cita, no solo era pasar un momento con mi hijo, si no enseñarle que, aunque es el hombre de mis sueños, un día será el hombre de los sueños de una muy afortunada chica y ese hombre debe ser precisamente eso, Todo un Hombre.

Me propuse enseñarle cosas básicas sobre una cita, tal vez seré un poco chapada a la antigua, pero verán, solo así un caballero sabrá reconocer a una dama y viceversa. Estas son algunas de las cosas que le enseñe ese día:

  • Siempre ve a buscarla, no porque seas el hombre o ella no pueda llegar al lugar de encuentro, búscala porque es importante y ella debe saberlo.
  • Nunca llegues con las manos vacías, no debe ser una docena de rosas necesariamente pero un detalle le hará saber que tú al igual que ella, anticiparon ese encuentro durante todo el día.
  • Arréglate, ¿tienes idea de cuánto tiempo paso ella preparándose para lucir bien para ti? Pues créeme, ella sabrá cuanto tiempo Tu estuviste preparándote para lucir bien para ella.
  • No le preguntes que quiere comer o donde quiere ir, investiga que le gusta y haz reservaciones, así si ella prefiere otro lugar, al menos sabrá que tú lo tenías todo fríamente calculado.
  • Asegúrate de decirle lo linda que se ve, una vez más recuerda: Se arregló para ti.
  • ¡Modales ante todo! Un caballero ofrece su brazo al caminar, abre la puerta, hala la silla para que ella se siente, se pone de pie cuando ella se levanta, se asegura de que ella ordene antes que él, trata bien a los meseros y se asegura de que ella este completamente cómoda.
  • Muestra interés por su conversación, las chicas muchas veces hablamos y hablamos cuando estamos nerviosas y un poco de interés, participación y contacto visual nos ayuda a sentirnos cómodas y apreciadas, recuerda siempre poner atención, podríamos expresar más de lo que decimos.
  • Paga la cuenta, especialmente si es la primera cita, no importa si ella ofrece pagar su parte o compartir la cuenta total, es importante que ella sepa que tu planeaste la cita de principio a fin y que aprecias que ella sea independiente y es precisamente por ello que tú quieres hacerte cargo de algo por ella ese día.

Trate de hacerle saber de una manera muy sutil todas estas cosas, porque sé que un día le serán útiles, pero también en el proceso aprendí mucho, han escuchado esa frase, “Me trata como una princesa porque fue criado por una reina” Pues creo que es muy cierto, si yo le enseño a mi hijo a tratar bien a su hermana, a sus amigos y amigas, a mí; estoy segura 100% de que la persona que escoja para pasar el resto de su vida, será la adecuada y será tratada adecuadamente y entendí que no se trataba solo de lo que yo pudiera enseñarle en una cita una vez al mes, sino de todo lo que haga en el intermedio, todo es parte de un proceso y debemos pensar a largo plazo, como quiero que mi hijo trate a los demás al crecer? ¿Qué tipo de intereses me gustaría que tuviera? Sera él una buena influencia, un factor de cambio, un líder? Resulta que mientras tenía una cita con él, descubrí que todas esas cosas serán el resultado de lo que aprenda mientras juega, mientras cenamos, mientras limpia su cuarto, mientras vemos televisión juntos por qué; finalmente nosotras, las madres, no encontramos al hombre de nuestros sueños, lo criamos.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Carol Funes dice:

    Lovely! Great job Desi!

    Me gusta

    1. Dess Carias dice:

      :* Thnkxs Carolongooo!!!!

      Me gusta

  2. Saludos, buscando entre tanta ayuda en línea encontré esto y me encanto … Pero quisera pedirte consejo o una apreciación … Me separe hace unos meses de mi esposo y tengo una nena preciosa de dos años, pero ahora hay un chico 7 años menor que me gusta y no se si estaría bien comenzar algo con el, lo digo por mi hijita , el se ha vuelto prácticamente mi confidente desde que mi esposo se fue, tu que eres madre puedes decirme, debería intentarlo con el o debo continuar y dejar esto que siento pasar ? gracias por tu ayuda

    Me gusta

    1. Dess Carias dice:

      Hola! Muchas gracias por escribir, siempre es un gusto darme cuenta que alguien lee mis pequeñas historias. En cuanto a tu situación, realmente es difícil ponerme al 100% en los zapatos de otras personas porque cada cabeza y cada corazón vive las experiencias de una manera diferente, lo que si te podría decir es que la relación mas importante que tienes en este momento, es contigo misma, es importante que tengas tiempo para ti y para tu nena, los niños son increíblemente perceptivos y una como madre, debe tener mucho cuidado en como le presenta el mundo a los hijos, siempre es bueno tener algo o alguien para ti y si llega alguien que sera importante en tu vida lo sabrás, solo no dejes de ser tu misma, recuerda que estas saliendo de una relación donde seguramente ambos tuvieron que ceder mucho de cada uno y es importante que si en algún momento decides darle una oportunidad a alguien mas, lo hagas con la seguridad de que vas a poder tener una vida bien balanceada, si algo esta destinado a pasar, pasara y cuando llegue la persona correcta lo sabrás, porque sabrá esperar y darte el espacio y el respeto que necesitas tu y tu hija. Te deseo mucho éxito y no olvides ante todo respirar y trabajar en ti misma, es lo que tu hija aprenderá de ti.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s