Advertencia, Mamá Joven y sin Experiencia Pasando!

nando y taty

Siempre me parece simpático como la gente se asombra cuando les digo que tengo un hijo de 11 años y una hija de 9, y es aún más simpático cuando hacen las matemáticas y me dicen “Wow! Empezaste muy joven!” Y la verdad es que si, tienen razón. Tuve a mi hijo mayor cuando tenía 21 años, como en muchos casos aun no estaba casada, mi novio (ahora mi esposo) y yo teníamos poco menos de dos años de estar saliendo, y un día Bang! estaba embarazada y lo supimos inmediatamente, por supuesto paso todo lo que tenía que pasar, los regaños de los padres vs la emoción de los hermanos, el inevitable chisme de uno que otro familiar político o lejano, y el “Yo Sabía” de muchas personas ajenas a nuestra vida pero con un derecho auto otorgado a juzgarla, y para hacer la aventura aún más interesante, ambos éramos miembros activos de nuestra iglesia; está de más detallar las miradas, los comentarios de pasillo, y el inevitable escrutinio del que fuimos objeto, especialmente yo, la futura mamá; es increíble como en esta situación es posible sentirse tan sola cuando se es justo el centro de atención, y estoy segura de que muchas mamás jóvenes estarán de acuerdo en esto.

El problema no fue quedar embarazada, si las circunstancias hubieran sido diferentes habría sido sin duda alguna elogiada y celebrada por el maravilloso paso que estaba dando, ya saben si hubiera quedado embarazada dos años después de casarme, y me hubiera casado 5 años después de salir con mi novio y una vez que hubiéramos construido nuestra casa y montado nuestra empresa, pero no fue así; como casi todo en la vida, nada de esto fue planeado.

Hay un problema cultural con esto de ser mamá, sobre todo joven y sin haberlo planificado (No que lo esté promoviendo, claro está que lo mejor es estar preparado), automáticamente una se convierte en una persona que obviamente es incapaz de tomar buenas decisiones (por eso de haber salido embarazada) y cuya misión en la vida es dedicarse a mostrarle al mundo que a pesar de ello se puede ser una buena madre, es casi como disculparse por haberlos decepcionado, y luego proceder, con toda la esencia de la energía que un ser humano pueda poseer a ser única y exclusivamente, una mamá.

Creo que una Mamá debe ser 2 cosas en la vida: Una Mamá y Cualquier otra cosa que le dé la gana ser! Tener un hijo no es sinónimo de perder automáticamente la identidad propia, en todo caso es lo contrario, debería ser más bien la razón por la que encontramos nuestra identidad, por la que descubrimos quien somos, es la más alta forma de gerenciamiento y liderazgo que una persona pueda descubrir, y solo le pasa a las mujeres, tener un hijo y además bajo circunstancias como un embarazo no planeado y no solo no morir en el intento sino que además tener éxito en mantener esas personitas vivas y convirtiéndose en seres humanos decentes, tiene más mérito que cualquier otro trabajo en el mundo, entonces porque nos dedicamos a disminuir a todas esas madres jóvenes?  No solo tendrán un bebe sin haberlo planeado, también se convertirán en madres, en personas diferentes sin haberlo planeado. Una mamá joven puede ser lo que quiera, puede pintar, cantar, cocinar como chef, ir al teatro, bailar, ser emprendedora, creativa, habilidosa y con sentido de decoración, ser inteligente e innovadora, con sentido del humor, mantenerse en forma y ser saludable, ofrecer su tiempo para ayudar a otros, tener estilo (porque todos saben que estar a la moda y tener estilo no son lo mismo) pueden ser Martha Stewart y John C. Maxwell al mismo tiempo! Lo sé; porque sin intención de sonar prepotente pero con toda la intención de sonar segura de mi misma, y principalmente con la esperanza de inspirar a alguien, Yo soy todo eso.

Ni Nuestras circunstancias, ni donde crecimos, ni de dónde nos graduamos, ni siquiera las predicciones que esas “doñas” del bloque hacían de nosotros determinan nuestro éxito, Es nuestra actitud, es que tan pronto nos levantamos, somos nosotros, nosotros mismos los “Arquitectos de nuestro Futuro”, entonces porque no esforzarnos en perfeccionar el arte de ser la mejor versión de nosotros mismos, en vez de disculparnos constantemente con la humanidad?

Hace unos días, mientras en mi oficina me maquillaba de “Catrina” para un evento de disfraces del trabajo, alguien me dijo al ver el producto final: Wow! Hay algo que no podas hacer?! Y aunque en el momento solo sonreí y dije que había muchas cosas que no podía hacer, luego me dije, no; puedo hacer todo lo que me proponga.

BU

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Kathleen Cantor dice:

    ¡Me encanta! Que éxito es leerte👏

    Le gusta a 1 persona

  2. Fernando Nuñez dice:

    Me gusta su pequeña reseña y tiene toda la rason lo mismo me pasa ami con mis hijitas jejejejejejejej ( yo trabaje en el Inter en contabilidad )

    Me gusta

    1. Dess Carias dice:

      Gracias compañero, claro que me acuerdo de usted!!!

      Me gusta

Responder a Kathleen Cantor Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s